Back to home
Contemporary healthy magazine

Cada vez somos más gente habitando el planeta y, encima, más obesos. Tanto es así que la Organización Mundial de la Salud considera la obesidad una epidemia mundial.
En estas líneas quiero hablaros de unos artistas que, a través de su obra, buscan retratar la obesidad desde perspectivas diferentes y declarar, artísticamente, la guerra a las grasas.

Mu Boyan y sus esculturas Fatty

El artista chino Mu Boyan y sus desnudas esculturas fotorrealistas llamadas por él mismo Fatty, nos acercan el gran problema que tiene China con la obesidad, principalmente desde las tres últimas décadas. Si antes un obeso era visto como un saludable signo de abundancia en China, hoy en día, el sobrepeso ya ocupa el debate público.

Las insanas costumbres occidentales han calado hondo en la cultura china. Un estudio reciente revela que los niños y adolescentes chinos, tanto de zonas rurales como de las ciudades, pasan horas colgados de internet, descuidan el ejercicio físico, se atiborran de comida basura y reniegan de la bici. Y si a eso, le sumamos la política del hijo único, los llamados pequeños emperadores, niños consentidos y colmados de caprichos que han sido alimentados sin control, el cóctel es explosivo.

El artista ha retratado esta situación diseñando unas figuras desnudas en posiciones bizarras y colocándolas en diferentes lugares a enorme y pequeña escala, como símbolo del exceso, del derroche, y del consumismo sin medida.

De acuerdo con Mu Boyan: ‘Fat is fat, but there are two ways of looking at it. While an excess of adipose tissue may be unattractive to Westerners, in the East, it’s a sign of decadent wealth. After all, only people who can afford to be fat are those who can afford to eat more food than they absolutely have to.’

____________

The Big O de la fotógrafa Abbie Trayler-Smith

Uno de cada tres niños sufren obesidad en Gran Bretaña. Esta tendencia, que afecta a los niños y adolescentes obesos de todas las clases sociales y de cualquier origen, además del problema de salud, acarrea otro problema; la estigmatización por parte de sus compañeros de clase. La fotógrafa galesa Abbie Trailer-Smith con su proyecto personal llamado The Big O se adentra en el tabú de la obesidad retratando a amigos reales de su tierra natal, en lugares íntimos con objetos cotidianos y una honestidad desgarradora.

____________

Los monstruos azucarados de James Ostrer

Otro artista británico que habla de la obesidad desde un ángulo muy personal, casi terapéutico, es James Ostrer que se declara adicto al azúcar y, a través de su arte Wotsit All About, quiere romper esta adicción, poniendo de manifiesto que vivimos en una sociedad obsesionada con el azúcar. Y lo hace apilando alimentos azucarados en capas sobre la piel humana. Esas esculturas humanas con caretas de comida que recuerdan al arte tribal trasmiten una mezcla de asco y angustia difícil de olvidar.

De esta manera, quiere exponer la verdadera naturaleza de los modernos hábitos alimenticios y observar como el instinto de comer compulsivamente alimentos azucarados se opone al instinto de supervivencia.

Stay updated,
sign up to our newsletter
Food to meet you.
Los lugares, productos y actividades más saludables
y originales seleccionados para ti.

Descubre toda nuestra selección...

News to feed you.
Únete a lo saludable.
Close
Buscamos piezas únicas para ti.
Suscríbete y serás el primero en descubrirlas.
Close