Back to home
Food to meet you.
Contemporary healthy magazine
Coge tu sombrero y póntelo, vamos a la playa calienta el sol.
Chi ri bi ri bi po po pom pom, Chi ri bi ri bi po po pom pom.
Llegó el verano y con él, el calor, los días largos, las sandalias y los tirantes, las gafas de sol, y por supuesto, ¡la limonada!. El placer de calmar la sed tomando una rica limonada en una bonita terracita mientras contemplamos los colores del atardecer de un día de verano, no tiene precio.
En este artículo queremos hacer mención a las bondades del limón y compartir con vosotros tres sencillas, saludables, refrescantes y deliciosas limonadas. El limón, además de calmar la sed, hidrata, alcaliniza, aporta vitamina C, minerales y antioxidantes. A decir verdad, el limón es un estupendo aliado en cualquier época del año, así que, ¡a disfrutar de estos días largos de verano con limonada en mano!
Las dos primeras recetas podréis encontrarlas también en nuestro libro Espiritual Chef, los alimentos esenciales del alma.

Te quiero con menta

Ingredientes:
Un puñado de hojas de menta fresca
60ml de zumo de limón
60ml de sirope de agave u otro endulzante
700ml de agua
4 cubitos de hielo
Procedimiento:
Pon en una jarra todos los ingredientes, mézclalos bien y a disfrutar!
Nota: también puedes triturar todo en una batidora.

Pepino veraniego

Ingredientes:
1 pepino
60ml de zumo de limón
60ml de sirope de agave u otro endulzante
600ml de agua
4 cubitos de hielo
Procedimiento:
Pela el pepino, córtalo en rodajitas bien, bien finas. Ponlo en una jarra con el resto de los ingredientes, remueve bien y ya lo tienes!
Nota: Si lo prefieres, puedes triturar todos los ingredientes en una batidora.

Limonada de piña

Ingredientes:
1 piña tamaño medio
40ml de zumo de limón
60ml de sirope de agave u otro endulzante
1l de agua
4 cubitos de hielo
Procedimiento:
Pela la piña, pélala y córtala en trozos. Tritura con el resto de ingredientes.
Nota: si preparas con antelación la limonada, es mejor no ponerle hielo y conservarla en el frigorífico en una botella de cristal. A la hora de servir, tritúrala con el hielo. Estas limonadas se conservan de dos a tres días.
enjoy!
News to feed you.
Únete a lo saludable.
Close
Buscamos piezas únicas para ti.
Suscríbete y serás el primero en descubrirlas.
Close