Back to home
Contemporary healthy magazine

Inspirados en en el arte y en el paisaje natural, histórico y emocional del Berguedà emerge el nuevo CORPUS, la cocina del KonventPuntZero, durante la pasada Patum: Una fiesta popular dedicada a los sentidos y a los sentimientos, declarada patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, que se celebra durante el Corpus Christi y remonta a los rituales paganos del equinoccio de primavera y la víspera de mayo. Donde antes se albergaba el conocido restaurante La Ginesta, se deja apreciar la cocina del Konvent con una oferta variada de tapas, platitos para compartir y una excelente selección de vinos.

CORPUS
Plaça Maragall
08600 Berga
T. 938213901
konventcuina@gmail.com

 

El CORPUS no es des de mi punto de vista un restaurante o un bar de tapas tal y cuál estamos acostumbrados, puedo definirlo como un espacio donde se refleja el buen gusto, el empeño y la originalidad de un grupo de jóvenes emprendedores que se dedican en cuerpo y en alma a este proyecto cooperativo de investigación gastronómica local y artística global. Para conocer y definir el CORPUS es indispensable entenderlo como un ‘mordisco’ del centro artístico experimental: El KoventPuntZero que desde hace más de 20 años está agitando el arte y la cultura social.

Desde el siglo XIX hasta el 1992, el convento era regentado por las monjas de Cal Rosal, un importante referente de la industria textil catalana y un punto de confluencia del río llobregat, así como una puerta desde la urbe barcelonina al pirineo. Pep Espelt, director y fundador del actual Konvent.0, desde siempre ha estado ligado a este espacio, donde antes residían las jóvenes solteras que trabajaban en las fábricas textiles, así como estudiaban los hijos de los trabajadores de las colonias. El entrañable Pep explica que estamos ante un proyecto asociativo único y que, hoy en día, son un centro de referencia en el contexto del arte contemporáneo: ‘Hemos llegado aquí por nuestras ideas. Es natural, partimos del hecho de descubrir, de estar buscando siempre’.

Poco después que el convento fuera abandonado por las monjas, coincidiendo con el declive de la industria textil en Catalunya, los jóvenes locales empezaron a utilizar el edificio como centro de expresión artística y cultural, en el entonces austero panorama alternativo del Berguedà. En el 2009 el KonventPuntZero abre su puertas a un ámbito internacional con una muy asidua presencia de artistas de diferentes áreas y a un publico ecléctico. Actualmente Cal Rosal vuelve a vibrar intensamente gracias al proletariado del arte social que vive y trabaja en el Konvent.0.

Los fogones del convento siempre han estado comprometidos con el territorio y con la producción alimentaria local. En su época álgida, las monjas llegaron a preparar más de 100 comidas diarias y hoy en día los residentes del Konvent.0 siguen animando estos fogones con producto de calidad y con una oferta gastronómica sencilla pero que remueve emociones y satisface a todos los comensales. El gremio de turismo y hostelería local ha impedido que la cocina del Konvent.0 estuviera abierta a los no residentes. Pero esto no ha sido una traba para crear un satélite del Konvent.0 en el centro histórico de Berga, dándole ‘la chispa de la vida’ al casco viejo de la ciudad.

Y es así como llegamos al CORPUS que, tal como cuenta Eduard Finisterres, presente de alma y cuerpo en este proyecto, ‘Ha bastado rascar las paredes del antiguo restaurante La Ginesta para descubrir este trozo del konvent.0’. El  CORPUS no es un espacio anexo al Konvent.0, pero un punto de unión entre las dos ubicaciones. A pesar de que sólo este verano se ha inaugurado, el CORPUS y el Konvent.0 se retroalimentan a la perfección. Eduard ha complementado de forma espontánea el espacio del CORPUS con: un par de mesas de madera recia para compartir, con su apreciado ajuar de platos de cerámica de antaño, muchas plantas y parte de la bodega de los buenos vinos del Konvent.0. También te encontrarás con amorosos detalles como flores de manzanilla secas o las hojas de la misteriosa salvia, colocadas en rincones estratégicos de este singular lugar.

La carta del CORPUS se divide en dos partes, una dedicada a los aperitivos que pueden acompañar los vermuts, si hace buen tiempo disfrútalos en la amplia terraza, abierta de martes a domingo, en la Plaça Maragall de Berga. Hay aperitivos que son aptos para vegetarianos (como toda la oferta de la cocina del CORPUS) y también hay opciones veganas como los chips a la pimienta, los frutos secos y una amplia variedad de olivas y encurtidos caseros y vegetales de primera. La cocina del CORPUS es flexible y sensible a diversas orientaciones culinarias y se basa, sobretodo, en producto local y en una lógica agro ecológica. Esto significa que el énfasis no está en el certificado que imparten los organismos reguladores, pero sí en el conocimiento a consciencia del origen de cada ingrediente, en las relaciones de confianza, respecto y admiración que se han creado con quiénes trabajan la tierra o amasan el pan. Cuanto más cerca, cuanto más de la tierra, cuanto más justo: Mejor. Toda la carta del CORPUS transmite este arraigo a las personas que están detrás de los alimentos y a la importancia del consumo de productos locales que conforman el patrimonio gastronómico y cultural de la región.

*****************************************
Carta de vermuts
___
Secallona – 3€
Escopinyes – 6€
Musclos en escabetx – 4,5€
Cloïsses – 6€
Olives farcides – 2,5€
Olives partides – 2,5€
Variat d’olives – 3,5€
Anxoves – 4,5€
Seitons fets a casa – 4€
Bonítol micuit – 5€
Xips, xips al pebre – 1,5€
Cotnes de porc – 1,7€
Fruits secs – 1€
*****************************************

Debido al aislamiento de la región en el pasado, una comarca que se sitúa entre las imponentes montañas del Pirineo y la llanura conocida com la gran depresión central de Catalunya, la economía y la gastronomía local se han basado en el auto abastecimiento. La cocina berguedana representa hasta el día de hoy, un valor diferencial gracias a la conservación de cultivos de montaña distintos a otras zonas del país. Desde del reino vegetal me llaman la atención productos de denominación de origen del Berguedà como el ‘pèsol negre’ (guisante negro), el ‘blat de moro escairat’ (maíz blanco descascarillado) o las ‘nyameras’ (unos tubérculos también conocidos como tupinambos y que se adaptan muy bien a las zonas de montaña).

La carta de tapas del CORPUS no es indiferente a esta riqueza de productos tradicionales autóctonos y recupera cultivos casi olvidados en seductores platillos como el hummus de moreus, una legumbre muy rica en proteínas vegetales y que en castellano recibe, entre otros, el particular nombre de ‘habas locas’. Por menos de 9 euros el CORPUS ofrece los boquerones marinados en tartar de tomate y melocotón o los platos 100 % veganos como la ensalada de tomates de temporada, el escabeche suave de verduras al jengibre o el empedrat de cereales integrales: Un tabulé de verduras de temporada pero que en lugar de couscous esta elaborado con granos enteros de una variedad de sorgo y de espelta locales. Los que consumen lácteos pueden degustar la fondue de quesos de oveja con o sin sobrasada o la Patata Corpus, cocida con su piel al horno con queso gratinado (es posible pedir que te lo hagan sin queso) y una deliciosa y bien conseguida salsa pisto casera.

La atención que recibí en el CORPUS ha sido amable, honesta y alegre. Están increíblemente bien auto gestionados por un equipo joven con las ideas bien claras, que colocan a la bien merecida comarca del Berguedà en el centro de las atenciones de una gastronomía sincera, humilde y seductora. Repleta de historias y de suculentos porvenires.

 

Texto y Fotografías por Alf Mota

Stay updated,
sign up to our newsletter
Food to meet you.
Los lugares, productos y actividades más saludables
y originales seleccionados para ti.

Descubre toda nuestra selección...

News to feed you.
Únete a lo saludable.
Close
Buscamos piezas únicas para ti.
Suscríbete y serás el primero en descubrirlas.
Close